UNIVERSIDAD

Hoy fue mi primera incursión en la universidad, algo interesante; exótico. Llegué 15min antes y me llevaron al área de la cafetería, donde mis futuros compañeros y yo esperaríamos la hora, todos voltábamos e vernos con cierta curiosidad. Creo que yo era de las raras, me senté en un lugar donde no había nadie, pero al cabo de un rato se llenó ese espacio, algunos platicaban y otros solo miraban serios, de cualquier forma esperaban; mientras tanto yo escribía en mi cuaderno.

A la hora nos llevaron a ver unas listas para saber nuestro grupo, para colmo yo no me encontraba. Finalmente vi mi nombre en el GRUPO 2, con el numero 27; me formé en la fila correspondiente y me dieron mi gafete, a todos nos enviaron al gimnasio y esperamos nuevamente era la clase de “INTEGRACIÓN”; hubo actividades físicas, en su mayoría de coordinación y trabajo en equipo. Nos pusieron a correr, el profesor de educación física era gritón (supongo que lo necesario para la ocasión) y los compañeros sonrientes.

Al terminar 1hora y 1/2 de aquello nos dividimos en nuestros respectivos GRUPOS y cada nos dirigimos a nuestras respectivas “clases”, lo que le tocó a mi GRUPO 2, fue una especie de evaluación llamada “DIAGNÓSTICO DE HABILIDADES”  -de esas de las que todos; o por lo menos yo, hemos hecho INFINIDAD de veces- acerca de nuestros intereses, habilidades, métodos de estudio y cómo nos relacionamos tanto interpersonalmente como con otros; el resultado realmente no me gustó, porque salí bastante baja en muchas cosas y según YO no estoy taaaan mal, pero en fin, lo que se ve es lo que cuenta no tanto por una evaluación a computadora. Despúes de que mi percepción acerca de mi persona fue ridículamente destruída (y a pesar de repetir la evaluación, el resultado fue igual de malo) siguió una plática acerca de “INTRODUCCIÓN A LA INVESTIGACIÓN EN LA UNIVERSIDAD”. Esta clase era una sesión informativa acerca de las actividades de investigación dentro de la institución universitaria, nos mostraron una revista que es creada gracias a estas investigaciones y que se distribuye en cerca de 100 dependencias más.

El día terminó, me fui a casa y esa es la historia.

En realidad no fue nada taan increíble como lo esperaba, por lo que estoy esperando con mucha emoción el inicio de las clases.

Anuncios

Visitas de mi sobrina

Durante estas vacaciones de verano; probablemente las últimas más largas de mi vida, tuve la maravillosa experiencia de tener a mi sobrina en casa. Mi sobrina es una pequeñita de 2 años de edad, muy carismática y lindísma.

La primera vez que vino a casa estaba muy cautelosa y no quería despegarse de mi prima; quien la cuida, nos veía y quería interactuar con nosotros pero al mismo tiempo medía cómo comportarse y nuestras reacciones, el primer día hubo visitas pues el hermano de mi prima vino a casa; dimos vueltas con la pequeña, hicimos burbujas, bailamos y hubo muchas risas, más adelante cayó la noche y llegó la hora del baño, la metimos en la tina y la bañamos(fue muy divertido) y finalmente la hora de ir a dormir, ella se veía un poco intranquila con el asunto pero la llevamos al corral y mi prima y yo dormimos juntas, esa noche se despertó 3 veces sin razón aparente y terminamos llevándola con nosotras. En la mañana estaba contenta e investigaba.

La segunda vez que vino fue más o menos lo mismo, no vino el hermano de mi prima y no pudimos salir al jardín porque llovía. Ese día comimos rico, jugamos, usamos plastilina suave, y en la noche cocinamos hot cakes; ella estaba muy feliz porque me ayudó a cocinar, cuando llegó la noche nos bañamos, pero nos dimos cuenta de que ella parecía nunca bañarse con su mamá o cualquier otra mujer porque su expresión era de sorpresa y nos enseñaba las partes del cuerpo que ella aun no desarrolla, y en la noche hubo llantos de nuevo, fuertes, claros y de angustia, parecía que se caía el mundo, su mundo, comenzó a hacer ruidos raros y de repenté el vómito llegó!!! ¡¡¡AUXILIO!!! ¡Qué pasa!, no comimó nada que le hubiera hecho daño, no pasaba nada; sólo angustia, una angustia como si el “COCO” la persiguiera, como si -BARNEY- se hubiera vuelto negro con rojo…. Hmmm, quien sabe que cuentos macabros enfrenta la pequeña cunando la llevan a dormir, finalmente la bañamos, cambiamos y llevamos a cenar algo para que no se quedara con su estomaguito vacío, tomaba leche y comía galleta, llegó un punto en el que parecía un típico borrachito diciendo “LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS”, fue muy simpático, hasta que nos dijo que quería ir a dormir, pero lo dijo con angustia, quería llorar pero mi mamá le dijo que no daríamos un paso más hasta que dejara de llorar y ella se comportó extraordinarimante. Durmió bien, ¡Santo remedio!

La tercera fue bastante diferente porque mi novio me prestó a su perrita y fue prácticamente la distracción permanente, aunque también jugamos con las burbujas, esa vez sacamos a pasear a Camila (la perra)

 

Metalagalogimus

En una mañana húmeda me encontraba sentada sobre un tronco en medio de un bosque, estaba cubierta por mi largo cabello y una guirnalda de flores y frambuesas de las cuales me alimentaba cada mañana; pero nada podría ser tan satisfactorio como lo que viviría a medio día.

Escuchaba pisadas, pisadas de un animal con un fuerte olor y que producía sonidos extraños; como cuando rechinan los dientes contra la piel húmeda. Pronto apareció el animal, era una bestia de color negro, erguida, con larga cabellera; sobre esta bestia había un hombre que vestía un traje platead y una hermosa envoltura del color del cielo. Al verme anonadada por todo esto decidió bajarse de aquella bestia negra y refugiarme con su envoltura, preguntándome si tenía frío, sed o habre; yo lo miraba perpleja.

Preguntó mi nombre; -Sofía, le dije y de igual forma pregunté el suyo; -Fernando, me contestó. Acarició mi rostro y acercó mis manos a su pecho, me vio con un par de hermosos ojos color café, un par tímido pero lleno de anhelos, esperanzas y curiosidad. De pronto cayó un rayo que me asustó y obligó a que Fernando y yo nos abrazáramos; había aparecido un hada malvada, era un hada color óxido con cabellos morados, dijo un par de versos en un idioma extraño y después salieron de sus labios terribles palabras; -Nunca podrán vivir juntos, porque este mundo y el humano estarán en guerra para prohibir su interacción.

Al irse el hada Fernando enterró su espada y prometió volver por mí, previniendo de antemano a los de su especie acerca de la guerra y alentando a su pueblo a no luchar, me hinqué detrás de él, intentando consolarlo pronto los dos nos llenamos de Metalagalogimus, Fernando volteó hacia mi y me dijo: -Te amo como nunca he amado y como nunca amaré. Me besó y se fue, dejando correr una lágrima sobre su mejilla y con el Metalagalogimus impregnado en la vestimenta y la piel. Se fue, pero antes de hacerlo me tapó con su envoltura del color del cielo y me pidió que nunca me lo quitara.

Yo también quedé envuelta en Metalagalogimus.

Publicado en 1. 3 Comments »

Will

Will era un chico inventado por una pareja que no podía tener hijos; era el resultado de un conjunto de fotografías de Internet , características psicológicas de todo tipo de personas, desde Chaplin hasta Buda y tenía una edad indefinida/promedio.

Will siempre estaba presente porque se encontraba en las computadoras, ipod’s y celulares de sus “papás”; Will “vivía” cómodamente y sus padres consideraban que era el mejor hijo porque no requería de atención y estaba ahí cuando lo necesitaban.

Este “hijo” se encontraba completamente guardado en una de las computadoras hasta que un día entró un virus y Will… se fue.

Esta historia es “mucho muy” parecida a una de las primeras de mi blog, pero esta es la original, con la que realicé mi examen de admisión a una escuela.

La felicidad como un medio para el fin económico

Introducción

La felicidad existe desde la parición del hombre; quizá comenzó sólo como un bienestar, hasta llegar a su definición actual. “…es razonable asumir que los mecanismos básicos de felicidad son innatos; por lo que podemos inferir que estos mecanismos sirvieron con un fin evolutivo a los descendientes de nuestra especie.” (Rayo, Luis y S. Becker, Gary. (2007). Evolutionary Efficiency and Happiness).

En la era actual la felicidad es el resultado de actividades que proporcionan un bienestar a quien realiza determinada acción; es decir, la satisfacción. Es un tema que puede recaer en muchos aspectos de la vida cotidiana del humano; pero como dijo Benjamin Franklin; “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.”

 En este ensayo planeo mostrar a la felicidad como un medio para el fin económico ya que si la felicidad es el producto de satisfacción y por ende nos hace sentir bien lo más probable es que recaigamos en la misma conducta para no dejar de ser felices; es decir, lo que nos hace felices lo volvemos a hacer una y otra vez, con esta acción el humano puede mejorar en el desempeño de cualquier cosa que realice. Un empleo otorga una remuneración económica, y aplicando lo anterior; el tener dinero nos hará felices; por ello; “Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace”; como dijo Jean Paul Sartre.

 

Ser feliz

Como primera instancia; basándonos en Erich Fromm, el humano se enajena en los objetos que lo rodean y deja de ser humano, se convierte en un animal. Otro suceso interesante en la humanidad es la idolatría, esto es el hecho de creer y confiar tanto en algo que se apodera de nosotros y somos incapaces de razonar por nuestra propia mente alejándonos de nuestra esencia para servir a nuestro ídolo; por ejemplo, en las religiones o la admiración hacia algún artista de cine o músico; la persona que idolatra a otra o a un objeto puede encontrar la felicidad de primera instancia en estas prácticas, pero a lo largo de ellas, y al perder su esencia recreando las mismas acciones de forma infinita, no se da cuenta de que en vez de ser feliz cae ese círculo; citando a Bertrand Russell: “El hombre feliz es el que vive objetivamente, el que es libre en sus afectos y tiene amplios intereses, el que se asegura la felicidad por medio estos intereses y afectos que, a su vez, le convierten a él en un objeto de interés y el afecto de otros muchos.”. Podemos ver que Fromm estaba acertado, porque la frase nos muestra una cierta idolatría donde menciona: “…le convierten a él en un objeto de interés y el afecto de otros muchos”.

A través del avance en la tecnología y el desarrollo humano, hemos experimentado diversos cambios en la historia de la humanidad, muchos de ellos para bien y otros tantos no lo son, esto ha hecho que el humano atraviese diferentes niveles de felicidad, como alguna vez Germaine de Staël dijo: “¿Qué es la felicidad sino el desarrollo de nuestras facultades?”

Las guerras. A algunos hombres los hace feliz el hecho de pelear por lo que buscan o por apoyar un ideal, tanto como para entregar su vida por ello; para llegar a ser felices, aun sin importar que muchos otros lleguen a sentirse de una forma totalmente contraria.

Otro punto que quiero remarcar es que la felicidad se encuentra presente a lo largo de nuestras vidas, pero se hace algo más importante conforme vamos creciendo, con ello me atrevo a citar a Bertrand Russell nuevamente: “Carecer de algunas de las cosas que uno desea es condición indispensable de la felicidad.”

En la adolescencia; por ejemplo, se empieza a tener una cierta preocupación por la felicidad y el estado socioeconómico de acuerdo a lo siguiente: “ “felicidad” se asocia primero a la satisfacción con la situación económica, luego con las relaciones de pareja, después con el trabajo, y en menor medida con el físico” (Fierro A. Daniel y Moreno H., Amparo (2008). El desarrollo durante la juventud. De la adolescencia a la edad adulta. Barcelona: Universitat Oberta de Catalunya; Unidades didácticas.). Con esto podemos ver la contraparte del punto que estoy tratando porque la economía se ve como la propia felicidad y no la felicidad como la posibilidad de mejorar de manera económica, que puede ser mayor dependiendo de las políticas de cada empresa, “Sólo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego.” Aristóteles; ya que un trabajo bien desempeñado es lo que nos permite recibir un sueldo.

La publicidad. La publicidad es otro ejemplo en este ensayo, porque está hecha para que compremos un producto, o muchos y con ellos se genera ganancia para la empresa que lo hace y/o vende lo cual prueba que si el cuerpo creativo de dicha empresa se desempeña de manera correcta lograrán vender su producto y por ende recibirán una remuneración económica.

De acuerdo con otro texto; la felicidad alcanzada por la economía no es realmente felicidad ya que si se vive en un país con un nivel adquisitivo alto; mientras más dinero gane un sujeto el resto también lo obtendrá, así que la felicidad por medio económico depende de con quien se mida un sujeto (Luis Rayo y Julieta Fierro).

Otro ejemplo que deseo utilizar para este ensayo; que resulta ser emblemático, es el de Christopher Paul Gardner, quien cambió su vida radicalmente. Pasó de ser prácticamente un pordiosero a convertirse en un multimillonario americano. Y antes de comenzar su historia deseo compartir algo que Albert Guinon dijo: “El verdadero secreto de la felicidad consiste en exigir mucho de sí mismo y muy poco de los otros.”, porque Gardner es una muestra emblemática de esta frase.

La historia de este hombre comenzó cuando se dio cuenta de que la carrera de medicina sería muy difícil de mantener por los avances tecnológicos que se vivían en ese tiempo (1977); por ello decidió abandonarla, y junto con su carrera perdió a su esposa.

Conforme el tiempo pasó conoció a otra mujer y tuvo un hijo; sin haber terminado su relación anterior, ante la situación comenzó a trabajar, pero esos trabajos que realizaba no eran suficiente para mantener a su familia, pagar deudas, comida, servicios y otros gastos. Comenzaron a surgir deudas y a acrecentarse, la madre de su hijo lo abandonó dejándole al pequeño; por su lado Gardner se esforzaba cada día más pero no conseguía abrir sus deudas por completo; vivía junto a su hijo, al principio no tenían un hogar donde vivir así que dormían en calles, baños y moteles hasta que Gardner, hasta que un día conoció a un hombre bien vestido y que manejaba un Ferrari quien le llamó su atención, al preguntarle a qué se dedicaba le dijo  que era corredor de bolsa; desde ese momento Gardner decidió dedicarse a lo mismo. Empezaría el gran cambio a través de un curso, lo cual tomó un poco más de tiempo y costó más trabajo porque la persona que había contactado para realizarlo había salido de su puesto y por ello comenzó desde cero; “La felicidad ininterrumpida aburre: debe tener alternativas.” Moliere. Y ¡Vaya alternativas que tuvo Gardner!

Con numerosas amistades y contactos que logró hacer, y la perseverancia con la que se mantuvo logró terminar el curso y dedicarse a ser corredor de bolsa, desde ahí todo fue en ascenso y pudo crear su propia empresa llamada Gardner Rich & Co.

En este ejemplo se puede ver claramente que el nivel económico obtenido por la felicidad que produce el desempeñar un trabajo logra grandes recompensas y llega a tal grado que Gardner pudo crear su propia empresa y seguir generando ganancias; si bien el dinero es un medio y no un fin en esta historia se le ve de esa forma. La historia de éste hombre fue reconocida gracias a que Columbia Pictures realizó una película basada en su vida llamada “The Pursuit of Happiness” (“En Búsqueda de la Felicidad”).

 

Conclusión

Para comenzar deseo citar a Jaume Perich: “Todo el mundo desea ser feliz, pero no que lo sea todo el mundo.”

Si bien la felicidad es algo inmensurable, podemos decir que existen muchos caminos; como son las amistades, el dinero, las emociones; por mencionar algunas; que nos llevan hacia ella así como existen medios que nos otorgan un beneficio si al ser felices realizamos determinada acción de manera constante por el mismo hecho de que nos hacen ser felices, “La felicidad no es cosa fácilmente digerible; es, más bien, muy indigesta.” Miguel de Unamuno.

Pienso que la felicidad sí puede ser una herramienta útil para el desempeño económico no sólo a nivel personal sino que puede ser una herramienta en el desarrollo de una nación para mejorar su economía; más en estos tiempos de crisis.

Quizá la única incógnita sea como la de “¿Qué fue primero, eh huevo o la gallina?”, porque para llegara un nivel de felicidad y económico que beneficien a un grupo debe de existir una base que puede ser tan simple como el deseo de mejorar nuestro nivel de vida; tal como lo hizo Gardener, y poner a un lado la idea de Fromm de que nos deshumanizamos cada vez más; por ello “La felicidad recupera en altura lo que le falta en longitud.”, como alguna vez mencionara Jorge Luis Borges.

Bibliografía consultada

Mi orgullo

Todas las cosas que aprendemos a desarrollar nos pueden traer muy buenos resultados y creo que si compartimos ese aprendizaje es aun mejor porque existe una retroalimentación, por eso quiero presumirles a todos los lectores de mi blog algo de lo que me siento muy contenta; el pasado 28 de Septiembre participé con un ensayo acerca de la felicidad, en una universidad. El resultado de mi ensayo fue bastante bueno, a pesar de no haber ganado, porque obtuve mención especial.

Espero poder compartir con ustedes mi escrito para que sigan dandome su opinion y juzguen si es tan bueno como le pareció a los de la universidad.

Quiero darles las gracias porque ustedes impulsan mi creatividad y mis ganas de escirbir, además de que me siento muy orgullosa de mi.

Publicado en 1. 1 Comment »

Aves en mi cabeza

Intentaban volar; esos pequeños gorriones, más no podían encontrar su libertad porque estaban amarrados a mis cabellos. Mientrás más intentaban volar más se cansaban y menos lograban llegar a tan añorada libertad.

Pasaron los días y se fueron cansando, empezaron a tener hambre. La única solución a sus problemas era picotear mi cabeza para conseguir un poco de carne. Comieron y poco a poco las aves fueron aumentando su tamaño y su hambre fue creciendo; ahora eran cuervos.

El hoyo  que habían comenzado a hacer en mi cuero cabelludo era enorme ahora y pronto devoraron todo lo que pudieron, llegaron al hueso y al ver que no era tan facil de comer intentaron volar de nueva cuenta pero no pudieron, intentaron varias veces; por turnos, al mismo tiempo, pero nada parecía funcionarles. Mudaron su plumaje, su pico y hasta sus ojos; eran águilas ahora, también su apetito mudó y decidieron romper mi cráneo para ver si encontraban carne algo qué comer.

Pronto llegaron a mi cerebro, lo devoraron cual león hambriento y de nueva cuenta crecieron; ahora eran zopilotes. Zopilotes grandes y negros eran los que rondaban sobre mi, eran libres ahora; libres después de haber devorado todo lo pudieron; anhelos, esperanzas, furstaciones, miedos, fobias, ideales, ilusiones, pensamientos, ideas, todo…

Y yo, yo también fui libre, libre para tener un nuevo comienzo.